Skip to main content
perder peso de forma saludable

Recomendaciones para bajar de peso saludablemente

El sobrepeso y la obsesidad son problemas que tienen todos, que afectan a hombres y mujeres de prácticamente todas las edades. Como el exceso de peso es multifactorial, su tratamiento generalmente debe involucrar múltiples pilares: dietoterapia, psicoterapia, actividad física y, en algunos casos, medicación. Llevar una dieta equilibrada es esencial para adelgazar saludablemente y no puede ser sustituida con “dietas o pastillas milagrosas” que aseguran resultados casi mágicos, en un instante.

Combina bien los alimentos

No solo importa qué comestibles comes, sino más bien de qué manera los combinas. Como regla principal, las pastas, el arroz, las legumbres, las tartas, y otros comestibles ricos en almidón, deben ser acompañados de vegetales crudos o cocidos, para reducir la densidad calórica de la preparación y para optimizar la utilización de los hidratos de carbono por el organismo. Lo mismo pasa con las carnes, que también tienen que estar acompañadas con guarniciones a base de hortalizas y verduras, para bajar las calorías del plato final.

Reduce al máximo los azúcares

Los azúcares simples (azúcar clásico, azúcar moreno, miel, los dulces, zumos, bebidas azucaradas, golosinas, mermeladas) solo te aportan calorías vacías, que son aquellas que te ofrecen energía, pero sin ningún nutriente útil. Reemplaza el azúcar por edulcorantes no calóricos, como la estevia, selecciona jugos y refrescos sin azúcar, y opta por mermeladas reducidas en azúcares para tus desayunos y comidas de media tarde.

Refuerza el aporte de fibra

La fibra ayuda a adelgazar saludablemente pues te ayuda a sentirte satisfecho durante más tiempo dado su efecto saciante y también inhibidor del hambre. La fibra se halla en verduras, frutas, frutos secos, cereales integrales, salvado de avena y de trigo, semillas, etc. Los vegetales crudos tienen más fibra que los cocinados, por lo cual es ideal que cuando menos una de las comidas principal del día incluyas una ensalada de verduras frescas.

Fracciona tu dieta

Lleva adelante 4 comidas principales (desayuno, almuerzo, merienda y cena) y dos refrigerios (a media mañana y a media tarde) para tener tu metabolismo activo y mejorar el gasto de energía producida por la masticación, digestión, absorción y utilización de los alimentos. Debes además, llevar ingestas cada dos o 3 horas, te ayudará a no sentir hambre y a tener mayor control.

Agrega muchos líquidos

La bebida ideal para hidratarte es el agua. El consejo de beber cuando menos dos litros de agua al día es viejo, pero da excelentes resultados. Comienza tu día con un vaso de agua en ayunas y sigue hidratándote a lo largo del día, sin aguardar a tener sed. ¿Sabías que a veces confundimos sed con hambre? Entonces, en ocasiones necesitamos agua y no comida como pensamos. También, puedes incluir ciertas tazas de té verde al día, sin azúcar o con edulcorante, para sumar sus antioxidantes y acelerar tu metabolismo.

El tradicional y no menos importante desayuno del rey

Un desayuno nutritivo es importante para perder peso, ya que te aleja de las tentaciones alimenticias y del picoteo a lo largo del día. Puedes incluir lácteos bajos en grasa, leches vegetales, semillas, frutos secos, huevo, frutas frescas (no los jugos) y cereales integrales.

Para cumplir la meta de adelgazar hasta llegar a un peso buscado, debes comprometerte con esto. Naturalmente que siempre pueden surgir barreras, pero además es posible diseñar un plan para evitarlas para llegar a la meta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *